Sonido Off / On




  Principal
  Radio y TV
  Sobre Nosotros
  Ayúdanos a seguir comunicando
  Links de Interes
·Comité solidaridad España
·Comité Solidaridad Alemania




  Buscar


  Contador de Visitas
contador de visitas
FRENADESO Noticias

Frenadeso Nacionales

Panamá: El debate en torno a la revisión del salario mínimo

Articulo de Genaro López







El debate en torno a la revisión del salario mínimo

Así como el hecho de que los salarios constituyen la fuente más valiosa de ingresos de los hogares.

Por; Genaro López

La OIT reconoce que ‘los salarios mínimos deberían ofrecer una protección adecuada a todos los trabajadores que son parte en una relación de empleo, con inclusión de las mujeres, los jóvenes y los trabajadores migrantes, independientemente de cuáles sean sus acuerdos contractuales'.

En la Declaración sobre la Justicia Social para una Globalización Equitativa (OIT, 2008), adoptada por los Estados Miembros, se insta a la promulgación de políticas en materia de salarios y ganancias ‘destinadas a garantizar a todos una justa distribución de los frutos del progreso y un salario mínimo vital para todos los que tengan empleo y necesiten esa clase de protección'. Dos Convenios son claves en su fijación: Convenio 26 sobre los métodos para la fijación de salarios mínimos (1928) y Convenio 131 sobre la fijación de salarios mínimos (1970).

En el documento ‘Guías sobre políticas en materia de salario mínimo', la OIT señala que desde inicios del Siglo XXI a nivel mundial se presenta una marcada ‘reactivación' en el tema de los salarios mínimos, debido a las crecientes desigualdades salariales y de ingresos, explicado por una combinación de hechos: globalización, innovación tecnológica que favorece a los trabajadores más cualificados, financiarización de la economía y desreglamentación de los mercados de trabajo. Otro factor que también ha contribuido es la reducción generalizada de la proporción de la remuneración del trabajo en el PIB (proporción del factor del trabajo). Así como el hecho de que los salarios constituyen la fuente más valiosa de ingresos de los hogares.

Frente a estos y otros casos, la ruta de la OIT camina por establecer que existen dos mecanismos básicos en la determinación de la fijación de los salarios mínimos: el diálogo social y la formulación ecuacional. En ambos casos el Convenio número 131 aboga por un planteamiento equilibrado que tenga en cuenta: necesidades de los trabajadores y de sus familias, así como los factores económicos. Es decir, considera dos parámetros en la definición, el social y el económico.

Para el sector empresarial de Panamá, lo planteado por la OIT constituye su refugio para fijar el salario mínimo en el país, en la medida que pretende que vía fórmulas centradas en la ‘productividad laboral' se llegue a la conclusión de que no es posible ajustar o que el ajuste debe ser mínimo, tal como lo han expresado voceros de las cámaras empresariales. Ello no es nuevo, pues para la patronal nunca existen condiciones para aumentar salarios ‘cuando la economía crece porque se puede atentar contra el crecimiento, y cuando la economía no crece porque están en crisis'.

Desde Conusi hemos advertido nuestro interés en que la revisión del salario mínimo salde, de una vez por todas, la enorme brecha que existe. En quince ocasiones, no se respetó la normativa legal en materia de salario mínimo (revisión cada dos años), dando pie al gran desbalance entre costo de vida y salario mínimo. La fijación del salario mínimo a nivel nacional, atendiendo las actividades económicas (aplicación del CINU), ha generado el incremento de la cantidad de salarios mínimos en el país (actualmente 34), restando capacidades de propender a la vida decorosa del trabajador y su familia. La fijación de salario mínimo no ha sido acompañada de medidas complementarias, dando por resultado la inmediata pérdida del ajuste alcanzado (poder de compra).

Estamos dispuestos al debate técnico, lo que no aceptamos son modelitos preconcebidos, donde se imponen los parámetros y las variables para justificar los resultados, tal como se hace con el tema de la seguridad social (IVM).

Un dato, utilizando cifras oficiales y empresariales. El sueldo de un alto ejecutivo de la empresa privada equivale a 52 veces el salario mínimo promedio del país. El sueldo de un alto funcionario de Gobierno equivale a 35 veces el salario mínimo de un funcionario público. Y no se trata de formación académica, un profesional tarda más de diez años en alcanzar un sueldo entre 3 y 5 mil balboas mensuales (solo el 3.5 % logra obtenerlo).

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.

 

 

 

 


Enviado el Sábado, 02 septiembre a las 07:51:47 por franckoi
 
  Enlaces Relacionados
· God
· God
· God
· Más Acerca de Frenadeso Nacionales
· Noticias de franckoi


Noticia más leída sobre Frenadeso Nacionales:
Genaro López (SUNTRACS)

  Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 5
votos: 1


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

  Opciones